rutas bicicletas españa

Rutas de bicicleta más populares de España

Si lo que estás buscando es disfrutar de una buena travesía en bicicleta no debes buscar tan lejos. En España es posible encontrar una gran cantidad de rutas de bicicleta que se encuentran completamente acondicionadas según las necesidades que presente cualquier ciclista o cicloturista. Pero si deseas saber mucho más, aquí tenemos algunas de las mejores recomendaciones por parte de bicivida.es y todo su equipo de expertos.

Además, son muy pocos los países que logran combinar con tanta perfección los paisajes, la gastronomía y su clima con la infraestructura necesaria para realizar viajes en bicicleta de una forma sencilla y confortable.

En el siguiente artículo te indicaremos algunas de las rutas de bicicletas de España con las que podrás descubrir gran parte de este país haciendo una de las actividades recreativas favoritas de cualquier persona.

El Camino del Cid

Esta ruta se basa en un trazado netamente cultural y turístico que persigue los rastros dejados por Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, que fue descrito en el reconocido Cantar del Mio Cid.

Toda la ruta ciclista recorre una gran cantidad de paisajes históricos y centros poblados del noreste de España a través de carreteras y sendas correctamente señalizadas. En general, el camino presenta una longitud de más de 1400 kilómetros en sus sendas BTT, o unos 2000 kilómetros por carretera, al unir Burgos con Orihuela en Alicante.

El Camino de Santiago

Una de las rutas de peregrinación más relevantes del continente europeo que también ha llegado a ser adaptada sin problemas para los ciclistas con sus respectivas señalizaciones.

El Camino de Santiago ha sido declarado incluso como Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO, popularizando así mucho más la preparada infraestructura que posee para practicar ciclismo. Algunas de las rutas internas más populares son el Camino Francés, unos 760 kilómetros que van desde Santiago de Compostela hasta Roncesvalles, y el Camino del Norte, yendo desde Santiago de Compostela hasta Irún por unos 800 kilómetros aproximadamente. Aunque de todas maneras cualquiera de las rutas que escojas van a merecer la pena.

Vía Verde de Ojos Negros

Conocida también como Vía Minera, esta es una de las “Vía Verde” de mayor longitud de toda España. El recorrido simple son unos 180 kilómetros que van desde la estación ferroviaria antigua de Santa Eulalia en Teruel, hasta la de Valencia, específicamente, Sagunto. Ahora, si este recorrido es realizado de forma contraria resultará más complejo, pues todo se llevará a cabo cuesta arriba.

La mayoría de los pueblos por los que esta ruta pasa permiten la división de los recorridos en diferentes etapas a fin de disfrutar aún más los recorridos a realizar.

Vía de la Plata

La reconocida Vía de la Plata es una de las rutas más populares de toda España, incluso de la Península Ibérica. Este camino romano fue construido a comienzos del siglo I antes de Cristo, y recorre prácticamente toda la Península desde el sur hasta el norte, es decir, desde Sevilla hasta Gijón.

Muchos son los vestigios que los romanos dejaron en estos recorridos, como por ejemplo casas, teatros y hasta circos romanos como el de Mérida. También necrópolis como la de “Val de Cuerna”, termas en Baños de Montemayor, calzadas romanas como las de Casar de Cáceres, entre muchos otros más.

Ruta del Cister

Una gran alternativa para un fin de semana son los 1080 kilómetros que tiene para recorrer la Ruta del Cister. Toda la ruta transcurre entre las provincias de Lleida y Tarragona al unir tres monasterios cistercienses muy importantes de las comarcas de Alt Camp, Urgell y Conca de Barberá. Los monasterios en cuestión serían los de Santes Creus, Poblet y Vallbona de les monges.

Camino de San Vicente Mártir

El Camino de San Vicente Mártir es toda una ruta histórica que atraviesa desde Huesca hasta Valencia poco más de 400 kilómetros. El nombre que posee se debe a que San Vicente Mártir tuvo que realizarla en el momento en que fue apresado en Zaragoza y lo trasladaron hasta Valencia en el año 304 después de Cristo. Algunas de las provincias que atraviesa esta ruta son las de Teruel, Zaragoza, y Castellón.